...

¿Cuáles son los mejores incentivos para tus empleados?

En este post encontraras

¿Cuáles son los mejores incentivos para tus empleados? Diariamente las empresas buscan mejores prácticas de contratación para formar equipos de trabajo. Esto hace que realmente los empleados cumplan con sus metas y que se desempeñen en función de los valores de la misma. Para lograr esos objetivos y mejorar el ambiente laboral, muchas veces, las empresas optan por los incentivos laborales.

En este articulo encontraras

Toda empresa tiene sus problemas, metas, fortalezas y debilidades y por lo tanto los incentivos que les ofrecen a sus trabajadores varían según sus necesidades. Además, también toman en cuenta quiénes son los empleados y la situación en la que se encuentran. Así como los retos que tienen que superar diariamente y cuál es el sentido de la empresa, entre otros factores. 

Es decir, considerar a todo el personal que forma a cada empresa para conocer sus necesidades o qué cosas los pueden estimular para cumplir objetivos. Es más, proponer incentivos les permite a las empresas conservar a los empleados que poseen mayor capacidad y habilidades. Además les permite contratar a otros talentosos que cooperen con la empresa. 

Asimismo, los incentivos pueden aumentar la productividad de los trabajadores, su sentido de pertenencia y crear un buen ambiente laboral. Es importante indicar que, al llegar a conseguir al personal idóneo y lograr crear un eficiente grupo de trabajo, se deben tomar decisiones para que todo se mantenga igual y no llegar a perder a ninguno de esos empleados. 

Una de las estrategias más efectiva para incrementar la productividad y mantener al personal ingenioso dentro de la empresa, es aplicando un plan de incentivos. Ya que, mediante estos estímulos, se recompensa y al mismo tiempo se motiva a los empleados para que den lo mejor de sí y decidan continuar en la empresa.

¿Qué son los incentivos laborales?

Un incentivo es todo aquello que motiva a una persona a mejorar en algunos aspectos o tareas. Dicho de otra manera, es como un premio o una remuneración después de lograr algo. Es decir, es algo que incita a la persona a realizar mejor o más rápido una acción determinada.

Cabe indicar que los incentivos son ampliamente utilizados en el ámbito laboral, especialmente para lograr un aumento en el rendimiento y productividad del empleado. Es decir, que están pensados para obtener mejores resultados en una organización. Una mejora en el bienestar o reconocimiento del trabajador y un mejor entorno laboral.

Tipos de incentivos laborales

Los incentivos laborales se pueden considerar como un beneficio después de alcanzar una meta y son las opciones con que cuentan los directivos de las empresas para lograr incrementar el compromiso y los resultados de sus empleados. Existen diferentes tipos de incentivos laborales, pero los más comunes y aceptados son los incentivos económicos y no económicos:

Incentivos económicos

Este tipo de incentivos tienen que ver con una retribución económica o monetaria, como por ejemplo los aumentos de sueldo, los bonos, las pagas extra y las comisiones. En otras palabras, es todo aquello que involucra una mejora salarial o un dinero extra. En sí, estos son los incentivos más básicos y más utilizados.

Debido a que pueden tener un impacto significativo en el empleado y en su productividad, especialmente si su economía no es tan buena. Pero, no todos los incentivos funcionan igual para todos los trabajadores.

Incentivos no económicos

Estos incentivos incluyen todos esos recursos que mejoran las condiciones de empleo del trabajador y los cuales son mucho más variados que los económicos y pueden ser materiales o intangibles, como por ejemplo tickets para restaurante, seguros de vida, seguro médico, cotización a planes de pensiones, flexibilidad horaria y servicios de comedor o de guardería para los hijos. 

Así como también, ayuda para el transporte y para seguir formándose, días de fruta en la oficina, viajes, reconocimientos, etc. De hecho, este tipo de incentivos son cada vez más usados por las empresas y ofrecen un beneficio extra a las condiciones de servicio del trabajador.

Funciones de los incentivos

Una de las prioridades del departamento de Recursos Humanos de toda empresa, debe ser el tener trabajadores satisfechos, dado que al hacerlo, se obtiene un alto rendimiento y mejores resultados. Cuando le prestas atención a lo que tus trabajadores sienten o piensan y valoras sus participaciones, logras que se vaya fortaleciendo la cadena de trabajo. 

Además, haces que tu personal dé lo mejor de sí para alcanzar los objetivos de la empresa. De hecho, los incentivos mantienen a tu equipo de trabajo motivado en un entorno laboral positivo, que da como resultado un alto nivel de productividad, una gran capacidad de atención al cliente y muy buena reputación para tu empresa. 

Sin embargo, ¿Qué es lo que en realidad se logra por medio de unos incentivos laborales eficaces? En sí, es mucho más que una simple mejora en la productividad de los empleados, ya que los incentivos tienen funciones más significativas, como son que:

Potencian la productividad

Como hemos vistos anteriormente, el objetivo principal de los incentivos es favorecer la productividad mediante el aumento de la motivación del trabajador.

Llamado al talento

El fin de los incentivos abarca mucho más, puesto que también son muy útiles para atraer y retener a personas talentosas en la empresa y lograr que el personal sea competente.

Favorecen el sistema de promociones

Los incentivos, al atraer a personas con buenos perfiles, también estimulan el sistema de promociones de la organización, dado que los empleados con mayor preparación ascenderían de cargo por medio de dichas promociones y se mantendrían en la empresa.

Selección a los trabajadores que no encajen

Por otra parte, los incentivos también te ofrecen la posibilidad de diferenciar y seleccionar qué empleados se adaptan mejor a la empresa y cuáles no, dado que el personal que se sienta bien y conforme con la dinámica y filosofía de la organización, es muy probable que no renuncie a ella.

Mejora el clima laboral

Cuando los empleados se encuentran a gusto en la organización, en parte, por la administración de incentivos, lo más seguro es que el ambiente laboral sea más cómodo, más agradable y más unido.

Reducen el ausentismo laboral

Se ha comprobado que el estar motivado en el trabajo, reduce el ausentismo y las bajas laborales y esa motivación en parte se debe a la clase de incentivos que le facilita la empresa a sus trabajadores.

Disminuyen los costes y los accidentes laborales

Y por último, también se ha demostrado en estudios, de cómo los incentivos pueden influir en la disminución de costes y accidentes laborales en la empresa, asimismo como de errores en los trabajadores.

Síguenos en nuestras redes sociales y comenta.

Compartir es cariño

Sube de nivel 🚀

Suscríbete a nuestra lista de correos y te regalamos nuestra guía exclusiva para ganar dinero este 2024.


Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.