...

Guia Para Motivar A Tus Empleados Desde Hoy

En este post encontraras

Si tienes un negocio o un emprendimiento, posiblemente tengas colaboradores en tu nómina. Por supuesto, si ese es tu caso, te preocupas por motivar a tus empleados durante la jornada laboral. No obstante, aquí debemos interiorizarnos en un concepto muy interesante y complejo: la motivación. No podemos exigir la eficiencia máxima si las condiciones más elementales no están aseguradas.

Si te gustaría aprender más sobre incentivo a tus empleados o no sabes cómo motivarlos en tu negocio, te invitamos a leer nuestra guía para motivar a tus empleados. Aquí vamos a ver mucha información útil para relacionarte con tus colaboradores de forma asertiva y algunos tips para comprender los recursos humanos de hoy.

En este post encontraras

La psicología detrás de la motivación humana

Tal como debes imaginar, la motivación es un concepto complejo que se refiere a las razones o fuerzas que impulsan a una persona a realizar ciertas acciones. Desde hace algunas décadas, muchos profesionales y científicos han centrado su atención en este concepto tan importante, pero desconocido.

Una de las teorías más aceptadas en torno a la motivación humana es la Teoría de Maslow. Según dictamina esta línea de pensamiento, las necesidades de un ser humano se pueden clasificar de la siguiente manera:

  1. Necesidades fisiológicas: agua, alimentos, refugio, sueño
  2. Necesidades de seguridad: resguardo físico, empleo, recursos
  3. Necesidades sociales: pertenencia, amor, amistad
  4. Necesidades de estima: autoestima, reconocimiento, respeto
  5. Necesidades de autorrealización: desarrollo personal, creatividad, realización de potencial.
Piramide

Traduciendo estos conceptos al mundo laboral, podemos afirmar que los colaboradores pueden sentirse motivados o no, en la medida que puedan satisfacer esas necesidades. Más allá de este concepto, también existen estados psicológicos que pueden estar ejerciendo una gran influencia:

  • Emociones: juegan un papel crucial en la motivación, ya que pueden impulsar a un trabajador a expresar todo su potencial o abandonar su actividad. Entre las emociones más importantes podemos mencionar la alegría, el entusiasmo, la frustración, el aburrimiento o el estrés.
  • Metas y eficacia: las personas tenemos una percepción de nuestras propias capacidades y actuamos en función de ello. Por eso, los empleados que confían más en sus habilidades de resolución suelen ser también las más efectivas para una tarea asignada.
  • Reconocimiento: todos los seres humanos buscamos ser reconocidos por la comunidad, ya que es algo muy arraigado en nuestro ADN. Por eso, un factor que influye significativamente en la motivación es la recompensa extrínseca. En otras palabras, que otros miembros de su equipo sepan valorar su trabajo y su esfuerzo.

Resumiendo en pocas palabras, si buscamos aprovechar al máximo el potencial de un empleado, debemos proporcionar un ambiente seguro, promover relaciones saludables y hacerles sentir que están haciendo un aporte valioso a su comunidad. Si no sabes cómo aplicarlo, no debes preocuparte, ya que vamos a profundizar sobre esto en las próximas secciones.

¿Cómo motivar a los empleados de hoy?

Aunque puede sonar algo obvio, muchos directivos olvidan que los empleados son seres humanos. Como tales, poseen motivaciones, personalidad, sueños y expectativas que cumplir. Por lo general, las personas realizamos distintas actividades persiguiendo metas, tales como satisfacer necesidades, capacitarse o alcanzar objetivos personales y/o profesionales.

Por esa razón, debemos establecer estrategias para motivar a tus empleados partiendo de esta premisa, tan importante como olvidada. Para empezar, el reconocimiento es una de las formas más poderosas de motivación: puedes agradecer a tus empleados por un buen trabajo, reconociendo sus logros a través de recompensas monetarias, mejores ingresos, días libres adicionales, obsequios y una felicitación pública o privada.

Un error muy frecuente es que los colaboradores que más se esfuerzan, suelen ser aquellos que más trabajo se le asigna. Los jefes suponen, erróneamente, que de esa manera se aumenta la productividad, ya que esas personas pueden tolerar más carga de trabajo, ya que cuentan con la energía y motivación. No obstante, no hay nada más desmotivador para un colaborador que ser “premiado” con más responsabilidades cuando intentan esforzarse por hacer mejor su trabajo.

Por otro lado, las empresas y negocios deben apostar más por las capacitaciones, cursos y talleres para ellos es esta guía para motivar a tus empleados. Actualmente, es muy valorada la formación profesional en un trabajo, ya que los empleados pueden incluirla en su currículum y utilizarlo para agilizar sus tareas. En general, algunas jerarquías superiores suelen verlo como una amenaza, ya que tienen la creencia de que los empleados bien formados pueden renunciar con más facilidad que aquellos que no lo están. No obstante, abrir esa oportunidad demuestra interés en invertir en su crecimiento profesional. Frente a ellos, verán nuevos proyectos desafiantes y oportunidades que se convertirán en grandes motivaciones para el equipo de trabajo.

Otro factor importante al momento de abordar la motivación de los empleados es el ambiente de trabajo. Un ambiente positivo y saludable es crucial para los colaboradores, ya que existe buena comunicación, respeto mutuo y un entorno cómodo para la ejecución de las tareas. Esto incluye un sitio bien equipado, así como también una buena convivencia con otros colaboradores.  Además, de esa manera, puedes crear un sentido de comunidad y pertenencia, algo que sólo puede lograrse a través de estrategias que fomenten la colaboración y el compañerismo entre miembros del equipo.

Desde la pandemia de COVID-19, otra de las cuestiones más demandadas por los colaboradores es el equilibrio entre vida personal y trabajo. Con el retorno de las restricciones sanitarias, muchos empleados decidieron abandonar sus puestos de trabajo tradicionales, puesto que sentían que su actividad profesional ocupaba tiempo valioso que podrían aprovechar para pasar más tiempo con la familia, o realizando algún hobbie. Por eso, es una tendencia real entre las corporaciones, brindar más flexibilidad de horarios, ya sea a través del trabajo remoto, o fomentando el respeto por el tiempo personal más allá de la jornada laboral.

Por último, los colaboradores se sienten muy motivados cuando trabajan en sitios donde tienen mayor autonomía y donde sus opiniones son escuchadas. Muchas empresas caen en el error de percibir al colaborador como alguien que no está capacitado para pensar y decidir, actividades que suelen estar restringidas a las más altas jerarquías. No obstante, cada colaborador tiene un punto de vista que puede ser valioso y al mismo tiempo, puede contribuir a fortalecer la relación con los directivos.

Reconoce a tus empleados de forma sincera

¿Qué estrategias se usan para motivar a tus empleados?

Si has leído y analizado la sección anterior, con seguridad ya has pensado algunas estrategias efectivas para motivar a tus empleados. No obstante, aquí vamos a hacer más hincapié en este aspecto clave: la estrategia. Como empresas, es necesario evaluarlo, así como también establecer planes de acción pensando en el bienestar de los colaboradores y la productividad de la empresa.

Organizar una charla con los colaboradores

Si sientes que tus empleados están desmotivados y has llegado al artículo buscando respuestas, te diremos que éste es el paso más importante que debes aplicar. La única forma de saber qué está afectando la productividad de tus empleados, es estableciendo una comunicación más abierta y amigable con ellos.

Puedes demostrar tu interés en escucharlos, evitando las discusiones y los conflictos entre ambas partes. En muchos casos, es muy útil formar una ronda, en donde todas las jerarquías compartan el mismo lugar y se sientan libres de compartir sus opiniones.

También recomendamos disponer de un anotador o una pizarra para registrar las ideas y conclusiones más importantes.

Identifica las áreas de oportunidad

Algunas empresas son muy útiles para ganar experiencia y adquirir conocimientos, mientras que otras pueden ofrecer un alto nivel de ingresos, o la posibilidad de viajes al exterior. Esos son sólo ejemplos de oportunidades que pueden estar presentes (o no) en tu negocio y puedes aprovechar para motivar a tus empleados.

Por ejemplo, si posees una empresa de tecnología, puedes ofrecer formaciones gratuitas en programación, lo cual puede ayudar a tus colaboradores a mejorar su rendimiento laboral y obtener un ascenso. 

Trabaja con metas alcanzables

La empresa siempre está persiguiendo metas y objetivos concretos, pero no siempre lo estarán haciendo los colaboradores. Algunos de ellos sólo cumplen con tareas rutinarias donde no se ven los resultados concretos, algo indudablemente desmotivador para ellos a largo plazo.

Por eso, una buena medida es fomentar los retos y desafíos por períodos de tiempo (diarios, semanales, mensuales). Puedes incentivar a los supervisores o socios directivos a que también lo hagan, ya que esto también genera sentido de pertenencia del equipo. Por supuesto, cumplir dichos objetivos también pueden tener una generosa recompensa.

Fomenta un ambiente equipado para el trabajo

Es posible que tus colaboradores estén desmotivados porque no cuentan con el equipamiento necesario para ejecutar sus tareas. Imagina que buscas ser un empleado modelo y alcanzar un récord en reportes realizados, pero tu ordenador viejo no funciona correctamente. Definitivamente, no es una cuestión negociable cuando se habla de motivación.

Por ese motivo, sugerimos hacer una inversión, en la medida de lo posible, para garantizar que las herramientas se encuentren en condiciones de ser utilizadas. Esto puede incluir mobiliario, tecnologías, elementos de seguridad e higiene, calefacción o refrigeración, acceso a agua potable y asientos cómodos. Sobre todo si trabajan con ordenadores, también es necesario contemplar la posibilidad de invertir en espacios de recreación y descanso.

También sugerimos invertir en herramientas digitales más eficientes para la gestión de proyectos y el seguimiento de clientes. Para ello, sugerimos que todos los colaboradores puedan interiorizarse en soluciones como CRM y ERP, lo cual explicamos más a detalle en este artículo.

Trabaja en una convivencia positiva entre colaboradores

Además de un espacio equipado y seguro para todos los empleados, es necesario trabajar en la relación que tienen entre ellos. A veces, las políticas de las empresas no suelen centrarse en este aspecto, propiciando la aparición de ambientes hostiles y demasiado competitivos. Por ese motivo, se pueden establecer estrategias muy eficaces para evitar que esto suceda.

En esta guía para motivar a tus empleados fomentamos la comunicación abierta y el respeto entre empleados, sin importar la jerarquía a la que pertenezcan. Por ejemplo, un jefe debe reprender la conducta de un colaborador en privado, de forma respetuosa, mientras que el colaborador debe aprender a aceptar la observación como un aprendizaje, y no una crítica. De esa manera, podrán relacionarse con inteligencia emocional y sin necesidad de crear conflictos.

Una buena medida es promover actividades de team building y eventos sociales en los que todos los colaboradores puedan participar. De esa manera, pueden fortalecer las relaciones entre ellos y  mejorar su capacidad para colaborar ante los desafíos.

Fomentar el respeto por el tiempo de trabajo y el tiempo personal

Si la jornada de trabajo de un empleado es de cinco o seis horas, no se deben aceptar las llamadas telefónicas más allá de ese tiempo. Para eso, es necesario que todas las jerarquías sean conscientes de la importancia de la vida personal de los colaboradores y así, permitir que tengan el tiempo necesario para desconectarse de esas responsabilidades. Una buena forma de hacerlo es coordinando horarios laborales en común, sobre todo si los puestos de trabajo requieren de una colaboración mutua.

También recomendamos evitar la comunicación por temas laborales a los Whatsapp personales, ya que esto también favorece el envío de consultas o peticiones en horarios poco apropiados. Por eso, se vuelve necesario disponer de móviles propios de la compañía, los cuales pueden ser apagados en horarios extra-laborales, o implementando herramientas digitales de comunicación empresarial, como Slack.

Organiza reuniones frecuentes entre colaboradores

Por último, puedes establecer una reunión semanal o mensual, con el objetivo de que todos los colaboradores puedan hacer una puesta en común y compartir sus logros. De esa manera, todos podrán establecer sus puntos de vista y proponer mejoras en el proceso. Además, es fundamental que los directivos o supervisores puedan estar presentes y tomen nota de lo expresado durante la reunión. Así, podrán trabajar en implementar soluciones a los desafíos y saber en dónde trabajar para mejorar la satisfacción de los empleados.

Si has establecido desafíos o metas, puedes utilizar ese momento para que todos puedan festejar el logro y entregar recompensas. También pueden utilizar las reuniones para establecer los nuevos objetivos en los que deberán trabajar, de forma que la reunión pueda ser aprovechada de principio a fin.

Mitos y verdades sobre la motivación de los empleados

¿Cuáles son los mejores incentivos laborales para tus empleados?
Invertir en el desarrollo profesional es invertir en la motivación y la retención del talento

A continuación, vamos a trabajar sobre algunas creencias que suelen existir en torno a  motivar a tus empleados. Seguramente te sorprenderás de saber algunas realidades que distan mucho de nuestra percepción:

  • El dinero es el único motivador.

Si bien el salario y las bonificaciones son muy importantes para mantener a un empleado motivado, no son los únicos componentes que conforman su bienestar. Como hemos visto anteriormente, el desarrollo personal, el ambiente de trabajo, el equilibrio entre vida laboral y personal, así como también la relación con sus directivos juegan un papel extremadamente importante. Por eso, no recomendamos relacionar tan directamente el salario con la motivación, ya que podríamos estar cometiendo un error.

  • Los empleados deben motivarse por sí mismos.

No podemos negar que la motivación interna es muy importante y necesaria, ya que a partir de ella, los colaboradores pueden hacer un esfuerzo por cumplir con sus objetivos y metas. No obstante, un buen líder también debe favorecer esa motivación, proporcionando apoyo, recursos idóneos y oportunidades de crecimiento. Esto es así porque la motivación también se ve afectada por el ambiente, es decir, todo lo que sucede alrededor del empleado. Si no prestamos atención a estos aspectos, puede sentir frustración y percibir que sus esfuerzos no tienen resultados tangibles.

  • Los empleados felices son más productivos

No necesariamente existe una relación entre la felicidad de los empleados y su productividad. Ellos pueden sentirse muy a gusto en puestos donde el trabajo es muy ineficiente, o donde los objetivos no pueden cumplirse satisfactoriamente. No debemos olvidarnos que, si bien estamos centrando nuestra atención en los colaboradores, también debemos cuidar de la rentabilidad de la empresa donde se desempeñan. Por ese motivo, es necesario trabajar en la claridad de los objetivos, la capacitación y la adopción de herramientas adecuadas.

Una herramienta que recomendamos es la creación de Webinars, los cuales son muy utilizados en las industrias digitales. En otro artículo, explicamos a detalle algunas cuestiones importantes para crearlos y consejos para lograr una formación exitosa en línea. Para saber más, ingresa a este enlace.

  • Los incentivos materiales puedes motivar a tus empleados

En general, los incentivos monetarios o materiales pueden ser útiles a corto plazo, pero si buscamos una motivación más sostenida en el tiempo, debemos asegurarnos de otros aspectos igualmente importantes. Por ejemplo, puedes apostar por una mayor autonomía en la ejecución de las tareas, brindando espacios donde los colaboradores puedan formarse y capacitarse profesionalmente. También puedes felicitar en público a aquellos empleados que cumplen sus objetivos, o que han tenido un desempeño sobresaliente. Sin dudas, se trata de gestos simples que no tienen un costo monetario, pero hacen una gran diferencia.

  • Las mismas estrategias de motivación funcionan para todos

Todos los seres humanos tenemos motivaciones que pueden ser únicas e irrepetibles. Por eso, no podemos pretender que las mismas estrategias sean igual de efectivas. Para ilustrar esto con un ejemplo, podemos mencionar a un joven graduado de la universidad y un hombre con familia que ya ha trabajado para la empresa desde hace 20 años. El primero se verá motivado por el crecimiento, la formación y la experiencia, mientras que el segundo buscará un sustento económico sólido y más equilibrio trabajo-familia.

Por ese motivo, es fundamental que conozcas a tu equipo y entiendas cuáles son sus necesidades o deseos individuales. Si tienes dificultades para saberlo, puedes organizar encuestas y entrevistas para obtener esa información, lo cual puedes utilizar para aplicar estrategias más personalizadas. Y si sientes que esto se convierte en un verdadero desafío, disponemos de un artículo en el cual explicamos algunos consejos prácticos para perfeccionar tus habilidades de liderazgo y relación con los miembros del equipo. Para saber más, haz clic aquí.

  • Los empleados sólo se preocupan por cumplir su trabajo

Algunos directivos caen en el error de pensar que los colaboradores sólo están allí para cumplir una tarea y su participación sólo se limita a la función para la que fueron contratados. No obstante, debemos entender la importancia de los valores de la empresa y fomentar que todos los empleados formen parte de ella. Es muy importante que se sientan parte de un equipo y que tengan una misión mucho más grande.

En ocasiones, los empleados ejecutan tareas repetitivas en las que no observan un resultado tangible. Esto puede derivar en la desmotivación, ya que sienten que no están aportando algo positivo al mundo y sólo son piezas insignificantes de un enorme engranaje. Si entienden que sus acciones tienen un impacto positivo, permitiremos que el colaborador se sienta más a gusto con su trabajo y además pueda involucrarse con la empresa.

¿Cuáles son los mejores incentivos laborales para tus empleados?

Vamos a resumir algunos de los puntos más importantes que hemos mencionado hasta el momento:

  • Bonificaciones por desempeño
  • Comisiones
  • Aumentos salariales
  • Días libres adicionales
  • Trabajo remoto
  • Horarios flexibles
  • Capacitaciones y talleres certificados
  • Programas de mentorías
  • Subsidios educativos
  • Premios para el empleado del mes
  • Premios por equipo
  • Eventos de reconocimiento
  • Eventos de integración entre colaboradores
  • Regalos personalizados
  • Roles de liderazgo temporal
  • Promociones internas

Como puedes notar, son muchas las medidas que puedes aplicar para motivar a tus colaboradores. Todo dependerá de tu poder creativo y los recursos disponibles en la empresa. Por supuesto, también recomendamos analizar previamente cuáles son los factores más valorados por tu propio equipo y saber cuáles son sus motivaciones particulares.

Conclusiones finales

Tras haber terminado nuestra guía para motivar a tus empleados hemos analizado cuestiones psicológicas y sociales detrás de la motivación, podemos decir que es un recurso complejo, pero muy valioso para una corporación. Como líderes, debemos ser capaces de entenderla y aprovechar todas las estrategias que están en nuestras manos para garantizar su presencia en nuestros equipos de trabajo. Lograrlo no es una tarea fácil, ya que puede ser un factor tan único y personal como seres humanos hay en el mundo. No obstante, con algo de práctica y sentido común, es posible lograrlo.

Compartir es cariño

Sube de nivel 🚀

Suscríbete a nuestra lista de correos y te regalamos nuestra guía exclusiva para ganar dinero este 2024.


Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.